martes, 22 de mayo de 2012

Científicos españoles burlan las resistencias del cáncer de colon

En la actualidad no existen tratamientos efectivos para frenar la progresión del cáncer de colon en estos estadios tardíos.


Investigadores del Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO) han identificado los mecanismos moleculares de respuesta a los nuevos tratamientos contra el cáncer de colon y han demostrado la eficacia de un nuevo fármaco en los casos graves en los que los tumores resisten a las terapias.

"Hemos conseguido desvelar por qué en la mayoría de casos de cáncer de colon avanzado los pacientes no responden a los tratamientos que se están probando", ha explicado a EFE  el doctor del VHIO Héctor G. Palmer, coordinador de este estudio que publica hoy la revista Nature Medicine.

Extirpando el tumor maligno del intestino grueso y administrando quimioterapia se logra curar un alto porcentaje de cánceres de colon. Sin embargo, en fases avanzadas, los tumores de colon son resistentes a un amplio abanico de fármacos antitumorales y, además, las células cancerosas son capaces de diseminarse por el organismo dando lugar a metástasis. Por ello,  en casos tardíos la mayoría de los pacientes muere como consecuencia del avance de la enfermedad.

Últimamente se han diseñado nuevos fármacos que bloquean la actividad de ciertas moléculas responsables de promover el crecimiento y la diseminación de las células tumorales. Estos nuevos fármacos, actualmente en ensayo clínico, están dando buenos resultados en algunos pacientes, pero en la mayoría de los casos no se observan mejoras.

Ante esta respuesta diferencial, el estudio del VHIO, que ha contado con la colaboración de investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols de Madrid, ha logrado describir por primera vez los mecanismos que determinan la respuesta a los tratamientos que inhiben esas moléculas responsables de la expansión del tumor.

Los investigadores han descubierto que la acumulación excesiva de la proteína beta-catenina en el núcleo de las células tumorales es lo que les confiere resistencia ante los fármacos antitumorales. "Si los pacientes tratados tienen niveles muy altos de Beta-catenina, ésta no permite actuar a la proteína FOXO3a, que induce a la muerte celular, con lo que el resultado del tratamiento es contrario al esperado y las células se escapan y producen metástasis", ha destacado Palmer.

Gracias al hallazgo, próximamente se podrá determinar si el paciente responderá o no al tratamiento que se aplica hasta el momento analizando los niveles de la beta-catenina.  "Evitaremos perder un tiempo que es vital en los casos de cáncer de colon avanzado", ha subrayado Palmer.

Para los pacientes con contraindicaciones, el equipo del VHIO ha probado un fármaco de última generación en tumores humanos implantados en ratones y han observado que reduce los niveles de beta-catenina en el núcleo de la célula, con lo que la acción de FOXO3a es mucho más efectiva para provocar la muerte de células malignas.

Este fármaco, que se podría empezar a probar en humanos próximamente, supone una solución para casos de cáncer de colon avanzado y con metástasis que hoy en día no tienen terapia y se podría administrar combinado con los tratamientos en fase clínica que estimulan la acción de la proteína FOXO3a para destruir las células.

La investigación liderada por el VHIO ha sido financiada por la Fundación Olga Torres, la Fundación Española Contra el Cáncer y el Instituto Carlos III.

No hay comentarios:

Publicar un comentario