domingo, 18 de marzo de 2012

El intercambio genético en chimpancés, muy diferente al humano

Intercambio genético chimpancés, diferente humano.


Científicos de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, y la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, han elaborado el primer mapa genético del mundo de la recombinación de genes en los chimpancés. El estudio, publicado en 'Science Express', muestra diferencias sorprendentes, respecto a cómo se produce este proceso en chimpancés y en el genoma humano.
  
La recombinación es un proceso biológico que dispone el ADN de los padres durante la producción de esperma y óvulos. Este proceso fundamental es compartido por casi todas las formas de vida; sin él, todos los seres serían genéticamente idénticos. La selección natural opera en esta diversidad para impulsar la 'supervivencia del más apto', seleccionando los perfiles genéticos ventajosos.
  
El proyecto para investigar cómo ha evolucionado la recombinación, en la historia reciente de humanos y primates, ha sido dirigido por los profesores Gil McVean, y Peter Donnelly, del Centro Wellcome Trust de Genética Humana, de la Universidad de Oxford, y la doctora Molly Przeworski, del Instituto Médico Howard Hughes, en EE.UU. Para estudiar esta evolución, se secuenciaron los genomas completos de diez chimpancés occidentales, y se identificaron las diferencias sus secuencias de ADN.
  
Los investigadores observaron que, en el genoma del chimpancé, por cada mil bases --las moléculas identificadas por las letras A, C, G y T en el ADN-- una base era diferente. Mediante el análisis de estas diferencias en el ADN, los expertos fueron capaces de cartografiar dónde tuvieron lugar los eventos de recombinación del material genético en los ancestros de los chimpancés, para comparar este mapa con los patrones de recombinación en los seres humanos.
  
En un estudio previo, los investigadores, junto con el doctor Simon Myers, de la Universidad de Oxford, demostraron que, tanto en los chimpancés, como en los seres humanos, la recombinación se produce sólo en lugares específicos del genoma, conocido como 'puntos calientes de recombinación'.
  
En este nuevo estudio, los investigadores observaron que no hubo coincidencias en la localización de los puntos calientes de recombinación entre los seres humanos y los chimpancés. Se trata de un extraordinario e inesperado hallazgo, dado el 98,5 por ciento de similitud entre el genoma humano y el del chimpancé, y otras similitudes amplias a nivel celular y orgánico.
  
La reciente investigación encontró, por otro lado, que una proteína llamada PRDM9 se une a la letra número 13 del ADN; esta proteína desempeña un papel central en la identificación de los eventos de recombinación que tienen lugar en humanos y otras especies.
  
Sin embargo, el gen que produce esta proteína, difiere significativamente entre humanos y chimpancés, e incluso, dentro de los chimpancés. Los investigadores creen que esto puede explicar la falta de superposición ya que la diferencia en el gen PRDM9 conduce las proteínas a diferentes lugares, para su recombinación dentro de los genomas de chimpancés y humanos.
  
Según el profesor Donnelly, "esta es una diferencia interesante entre los seres humanos y los chimpancés. PRDM9 es, potencialmente, uno de los genes que más rápido evolucionó desde que los seres humanos se separaron de los chimpancés, hace 6,5 millones de años".
  
A pesar de que los puntos calientes de recombinación difieren en su localización, en los seres humanos y los chimpancés, la tasa de eventos de recombinación es similar en ambos. Sin embargo, el proceso se ha visto alterado en los cromosomas que han sido objeto de reajustes importantes en la evolución. Por ejemplo, el cromosoma 2 humano es una fusión de dos cromosomas del chimpancé, y esto afecta a la tasa de eventos de recombinación en esta parte del genoma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario